Las organizaciones enfrentan muchos desafíos cambiantes al conectar equipos remotos. Estos desafíos van desde la precisión en la información compartida en una fuerza laboral distribuida, la seguridad, el acceso a datos en tiempo real y la seguridad de los trabajadores de primera línea en los entornos más peligrosos.